10 Enseñanzas de Buda Para Entender el Juego de la Vida.



Siddhārtha Gautama, el Buda fue un joven príncipe de una reino ubicado en lo que hoy conocemos como Nepal. Siendo muy joven renunció a su lugar en palacio y se lanzó en busca de su verdadera naturaleza. Pronto alcanzó la iluminación y pasó el resto de su vida ayudando a otros a descubrirse a sí mismos y a descubrir una forma de vida muy diferente de la que llevaban. Sus enseñanzas han sido compartidas por el budismo durante ya más de 2500 años. Pero muy lejos de quedar en desuso, su visión profunda aún enseña a las personas a lograr una forma de vida de equilibrio, bienestar y paz interior. Me gustaría escribir sobre algunas de sus palabras, las que hasta ahora han tenido más sentido para mí, en este juego de vivir en la locura del mundo de hoy en día.


1.- "La felicidad nunca llegará a aquellos que no aprecian lo que ya tienen".


La gratitud es sin duda uno de los mejores sentimientos del mundo. Los psicólogos están de acuerdo con que la gratitud mejora la paciencia (una virtud muy apreciada por Buda) y reduce la avaricia, los celos, el arrepentimiento, el resentimiento y muchas otras emociones negativas. Después de pasar la mayor parte de mi vida pensando más en lo que me faltaba que en lo que tenía, finalmente he logrado hacer el cambio. Y desde que he aprendido a apreciar y a sentirme agradecida por lo que tengo, me siento mucho más ligera y en paz.


2.- “Si tu compasión no te incluye a ti mismo, es incompleta”. - “Es ridículo pensar que alguien más puede hacerte feliz o infeliz”. - “Conquistarse a uno mismo es un mayor logro que conquistar a otros”.

La importancia de la autoestima no deja de ser reforzada constantemente por Buda. La aceptación es uno de los pilares de las enseñanzas de Buda, y comienza siempre con nosotros mismos. El potencial humano es el mismo para todos. El sentimiento, "No tengo ningún valor", es simplemente incorrecto. Construir una fuerte conexión y relación conmigo misma es algo que nadie me enseñó a hacer y una de las mejores experiencias que he vivido hasta ahora.


3.- “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. - “Si el problema puede resolverse, ¿por qué preocuparse? Si el problema no puede resolverse, preocuparse no hará ningún bien ”.


El miedo al dolor también es una fuerza negativa muy poderosa. El dolor es soportable pero no significa que tengamos que sufrir, el sufrimiento proviene de la mente que intentará a toda costa evitar lo que ella de manera instintiva considere que puede amenazar nuestras posibilidades de supervivencia.


4.- “Estar donde estás; de lo contrario, te perderás tu vida. "-" El pasado ya se fue, el futuro aún no está aquí. Solo hay este momento para que vivas ".


Permanecer en el momento presente es difícil al principio, pero como cualquier otro hábito, podemos crearlo. Todos los días trato de mantenerme alerta y cuando me encuentro soñando con algún futuro o reviviendo experiencias pasadas, me devuelvo al lugar y al momento en que estoy concentrándome en mi respiración. Estar presente también implica un cierto estado de ánimo infantil, lo que significa permanecer abierto y flexible a la vida como lo hace un niño.


5.- "No aprendas a reaccionar, aprende a responder".


Buda explica que los barcos no se hunden debido al agua que los rodea, sino debido al agua que entra dentro de ellos. No dejar que lo que está sucediendo penetre en ti y te hunda, sin llegar a volverte frío o indiferente, es un arte que vale la pena dominar en la vida. No todas las situaciones que vivimos requieren una reacción de nuestra parte.


6.- "Sé amable con todas las criaturas, esa es la verdadera religión".


No importa cuán bien educados estemos o talentosos seamos, es como tratamos a las personas lo que finalmente nos dice quiénes somos. Ser amable con personas desagradables es una gran prueba, pero esto se vincula con el punto anterior, solo necesitas estar atento a los resortes y controlar la reacción, la amabilidad siempre es posible.


7.- "Solo pierdes aquello a lo que te aferras".


El apego es una de las cosas que puede conducir a la destrucción y para Buda es la raíz del sufrimiento. Muchas personas confunden el amor con el apego, pero el apego se trata de lo que puedo obtener del otro ya que lo necesito. El amor se trata de lo que puedo compartir con el otro ya que estoy lleno. Ahora vivo aceptando lo que viene y permitiendo que se vaya cuando sea el momento. Al fin he comprendido que lo que es para mí será para mí sin esfuerzo.


8.- "Si estás mirando en la dirección correcta, todo lo que tienes que hacer es seguir caminando". - "No hay camino hacia la felicidad, la felicidad es el camino".


A menudo queremos acelerar los procesos y las cosas para llegar a donde queremos. Sin embargo, la vida tiene su proceso. En la naturaleza todo tiene su proceso, las frutas necesitan tiempo para crecer y madurar, es cuando respetamos esto, que nos beneficiamos del mejor sabor. Como Coach, he estudiado los objetivos y cómo obtenerlos, y luego me di cuenta de que alcanzar los objetivos no siempre brinda el placer que imaginamos, y que es en el proceso, sobretodo en la parte creativa, donde se esconde el secreto de la felicidad.


9.- "Aferrarse a la ira es como beber veneno y esperar que la otra persona muera".


Las emociones son una gran parte de nosotros mismos. Y nuevamente, tenemos muy poca comprensión de cómo funcionan y cómo expresarlas y manejarlas de manera saludable. La ira es particularmente especial para Buda. Sus enseñanzas están destinadas a reducir la cantidad de ira que sentimos, ya que es incompatible con la paz. Mi experiencia me lo confirma. Por supuesto que todavía me enfado, pero con mucha menos frecuencia y se me pasa mucho antes, desde que me convertí en el observador y guardián de mi vida interior.


10.- "Enseñe esta triple verdad a todos: un corazón generoso, un discurso amable y una vida de servicio y compasión son las cosas que renuevan a la humanidad".


Nuestros corazones a menudo están dañados y cerrados. Eso lleva a mil maneras de no ser amable y no preocuparse por los demás. La humanidad nos necesita, debemos abrir nuestros corazones para sanar y aprender a vivir de manera sostenible. No hay otra opción posible.


BONUS: "Nada es permanente".


Todo tiene un principio y un final y todo está destinado a cambiar. La forma de liberarse del sufrimiento es darse cuenta y aceptar la impermanencia de las cosas, incluido uno mismo.


Esto es todo para mí, por ahora. Estoy segura de que habrá un segundo y tal vez más partes de este artículo, ya que este camino de autodescubrimiento y crecimiento es un trabajo interminable. ¡Os mantendré al tanto!

INSTITUTO LEELA PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL Y CORPORATIVO

 

 

Paseo de las Perdices, 73.

 

28707 Urb. Ciudalcampo.

Madrid

  • LinkedIn
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle