Cómo liberarte en 3 pasos con la Meditación.



Cuando hablamos de meditar, es fácil imaginar a alguien sentado en una postura muy incómoda durante horas y en absoluto silencio. En realidad, no tiene por qué ser siempre así.

Nuestra mente está limitada por el condicionamiento social, los prejuicios, proyecciones, estado emocional, experiencias previas... En el instituto Leela vemos la meditación como un entrenamiento de la mente para detener el proceso de percibir, interpretar, juzgar, analizar, recordar o fantasear con la realidad, para luego poder llevarlo al día a día.


  • Se trata de una herramienta para combatir el estrés que nos produce el ritmo de vida que llevamos.

  • Un modo de conectar con una parte interna y esencial de nosotros mismos que pocas veces tenemos presente.

  • Una fuente de bienestar que hará que mejoren tus relaciones personales en todos los ámbitos.

  • Un detonante de un mejor estado físico.


La meditación no es algo que se hace, es algo que sucede. Al igual que al ir a domir, solo podemos crear el ambiente adecuado para que suceda, pero no podemos imponernos caer en el sueño ni tampoco podemos hacerlo en la meditación.


Existen tres técnicas o formas principales de meditar, de las que luego parten los diferentes tipos de meditación. Se pueden entender también como tres fases que seguir en el siguiente orden:


  1. Meditación basada en llevar la atención a un objeto: puede ser la respiración, una parte del cuerpo, un sonido, o un objeto externo. Esta técnica de meditación es especialmente recomendable para aquellos que se inician. En esta fase empezamos a darnos cuenta de como la mente es el origen de nuestro sufrimiento. Comenzamos a elegir dónde ponemos nuestra atención, empezamos a experimentar los primeros momentos de paz y de calma. Los tipos de meditación que se basan en esta técnica son la meditación budista, la meditación con sonidos Mantras, la Meditación basada en los chakras o puntos de energía en el cuerpo, el Yoga… etc.

  2. Meditación basada en la atención a uno mismo: en este tipo de meditación observamos cualquier pensamiento o sentimiento que nos llegue. Lo hacemos, eso si, sin emitir ningún juicio ni valorar esos sentimientos, como si estuviéramos fuera de nosotros. Se trata de conocernos a nosotros mismos, mirar nuestro interior y llegar a conocer qué nos pasa y qué es lo que nos está molestando interiormente. Nos damos cuenta de que no somos esos pensamientos, que podemos observarlos, a medida que nos damos cuenta de esto, la mente se va relajando y va desapareciendo. Se crean pequeños espacios entre los pensamientos, espacios que van aumentando con la práctica. Algunos ejemplos son la meditación Vipassana, la meditación taoísta, la meditación Zen, o la meditación de atención plena (mindfulness).

  3. Meditación “No Mente”: En realidad, más que un técnica de meditación en sí misma, se trata de un grado dentro de las fases de la meditación. Buda hablaba de Satori, un momento de claridad, de desidentificación de la mente. En el Samadhi o Nirvana el Ser se vuelve “pura presencia” Es difícil de conseguir, llegar a este estado de liberación no se desea o programa, consiste en el silencio interior y por ello no se recomienda establecer esto como un objetivo, sino más como una posible consecuencia de la práctica constante de la meditación.



Buda recomendaba hacernos llamadas a nosotros mismos en los momentos más rutinarios donde la mente viaja con más facilidad: En la ducha, mientras lavas los platos, en un atasco... observa qué ocurre en tu interior. La atención es el guardián de la mente, se trata de vivir la vida mientras observamos la mente. Sin creernos cada pensamiento sin antes cuestionarlo.


Es más sencillo iniciarse en la meditación acompañado, en grupo o con un guía que nos vaya mostrando el camino que se aleja de la mente.


Si quieres saber más escríbeme y te asesoraré personalmente.




INSTITUTO LEELA PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL Y CORPORATIVO

 

 

Paseo de las Perdices, 73.

 

28707 Urb. Ciudalcampo.

Madrid

  • LinkedIn
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle