La vía rápida para ganar más autocontrol.

Seguramente ya conoces la fábula de la hormiga y el saltamontes. Cuando llegó el invierno, las hormigas tenían mucha comida y el saltamontes no tenía nada para comer. La moraleja del poema es que, si no trabajamos duro hoy, no podremos tener una vida feliz mañana. Esto presenta la idea del sacrificio en el ahora para tener un mejor resultado en el futuro.


A finales de la década de 1960 y principios de los ’70, la Universidad de Stanford publicó el experimento de “la Golosina”, una serie de estudios sobre gratificación tardía dirigida por el psicólogo Walter Mischel, entonces profesor de la universidad.


Durante el experimento, cada niño recibió la opción de comer una golosina al momento o, si no se la comían y lograban esperar, recibirían dos golosinas al día siguiente. Años más tarde, volvieron a reunirse con estos niños y descubrieron conclusiones interesantes. Los niños que podían esperar dos días para obtener las dos golosinas obtuvieron mejores resultados académicos, mejores relaciones, menos deudas en la tarjeta de crédito, menor obesidad y menos problemas con adicciones. Por lo tanto, entendieron que el #autocontrol, caso similar con la fábula de las hormigas, otorga un futuro mejor.




Sin embargo, más recientemente, hay quienes en el campo de la psicología del #desarrollo han comenzado a pensar en el autocontrol de una manera más complicada, que tiene en cuenta que a veces la impulsividad es la respuesta más adaptada. Desde este punto de vista, un individuo normal debe tener la capacidad de ser impulsivo o controlado según cuál sea lo más adaptado en cada caso.


Entonces, si el autocontrol es tan importante, ¿cómo se supone que lo podemos conseguir? Y antes que nada, ¿entendemos cómo funciona el autocontrol?


Para mí, el autocontrol es el paso número dos. Estamos a menudo olvidando un paso básico en nuestra vida, el que actúa como el fundamento de todo lo que agregaremos más adelante, y esto es el #autoconocimiento. Sin saber quienes somos, no hay posibilidad de controlar (autocontrol), o amar (autoestima), o administrar (autogestión), o cuidar (autocuidado). Nada de esto será posible y, de ser así, seguramente no durará más que un corto tiempo. Necesitamos darnos cuenta de quiénes somos para poder ser nosotros mismos.

Una cosa que nos hace diferentes a los animales es la conciencia del yo. Un perro, un caballo, o una vaca no son conscientes de sí mismos, pero nosotros sí. Sin embargo, no profundizamos en esta habilidad, y debemos comenzar a hacerlo.


La meditación es la clave para abrir la puerta que nos lleva a nuestra auténtica naturaleza. Cualquier tipo de #meditación servirá, hay muchos tipos diferentes, así que lo mejor es probar algunos y decidir cuál conviene más.


A través de la meditación podrás conocerte a ti mismo, tu belleza y tu fealdad, tu punto fuerte y ​​tu punto débil, tus sueños y tus miedos. Solo después de haber visto y aceptado todo esto, podemos comenzar a jugar con cosas como el #autocontrol, el #amor propio o la #autogestión. Y sí, digo jugar porque la vida no debe tomarse tan en serio como lo estamos haciendo! Debemos ser apasionados y totales en todo lo que hacemos, pero definitivamente no serios.


La meditación reduce los niveles de estrés, la ansiedad, las adicciones y la depresión. Con una mayor comprensión de uno mismo, aumentará la amabilidad y lograremos tener mejores relaciones con quienes nos rodean.


A veces, los entornos del trabajo y el hogar no permiten un tiempo constante de tranquilidad a solas, en este caso es bueno participar en una clase grupal. Esto también puede mejorar las posibilidades de éxito al proporcionar una comunidad de apoyo.


Configurar la alarma unos minutos antes también puede ayudar a disfrutar de un momento tranquilo por la mañana, así como a desarrollar un hábito constante y permitir comenzar el día de manera positiva.







11 vistas

INSTITUTO LEELA PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL Y CORPORATIVO

 

 

Paseo de las Perdices, 73.

 

28707 Urb. Ciudalcampo.

Madrid

0034 622 631 807

  • LinkedIn
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle